Search

REFLEXIONES DE UN MARTES DE PANDEMIA

Escrito 7 de abril del 2020


1. No sé como vamos a salir de esta doble crisis como comunidad, como país, como mundo. Tiendo a ser optimista y creo que sobreviviremos la #pandemia y que se recuperará la economía. La interrogante es como serán en el sentido global esa supervivencia y recuperación. Mi realidad personal es otra. Pienso que tengo buenas posibilidades de sobrevivir la crisis sanitaria porque acato las recomendaciones de los expertos. Estoy en auto-cuarentena. Me lavo las manos con frecuencia. Si tengo que salir de mi casa a hacer alguna diligencia inevitable, como ir a comprar víveres, me tapo la boca y la nariz, mantengo distancia de otras personas.

En lo económico, sin entrar en detalles ni mucho menos alardear, me siento seguro de que resistiré el golpe al menos por un tiempo y no dudo de mi capacidad de recuperar cualquier terreno perdido una vez que pase la crisis. Y si no es así, si desafortunadamente llegó a ser uno de los contagiados, pues estoy listo mental y espiritualmente a enfrentar mi destino. En realidad, mi mayor preocupación es que no quisiera convertirme en portador. Yo he tenido una vida muy feliz y sobre todo muy interesante y me gustaría continuarla por un buen rato más, pero, sobre todas las cosas, no quisiera causarle problemas de salud ni mucho menos costarle la vida a nadie. Y si en lo económico sufro pérdidas irreversibles, bueno para eso están los puentes. No son solo para cruzar de un lado a otro. Sirven también para darnos cobija en momentos de extrema necesidad. Me iré a vivir debajo de uno de los numerosos puentes que hay en Miami y allí pasaré el tiempo recordando momentos más felices. Nadie me quita lo bailado.