top of page
Search

PUTIN ES UN MONSTRUO

Miércoles 2 de marzo del 2022 Hay quienes aseguran que Putin está loco. Yo no sé si es así. La locura es una enfermedad. No soy médico. De todas formas, la locura no es un atenuante cuando se trata de un monstruo de tanta crueldad e inhumanidad como Putin. Sí me parece muy raro todo eso de las mesas tan largas en que se sienta Putin para hablar con visitantes, como el presidente francés Emmanuel Macron, o para dar órdenes a sus despreciables lacayos.


Es extraño lo de las mesas putinescas que tienen el largo de piscinas olímpicas. ¿Cuantos árboles habrán talado para que el desvergonzado Putin se sienta cómodo en esas mesas que parecen pistas de aeropuertos.. ¿Será que están desforestando los bosques rusos para tener material para construir las grotescas mesas putinescas? Ojalá que al igual que los ucranianos están destruyendo los tanques invasores de Putin, hubiera comejenes heroicos que hicieran polvo las absurdas mesas putinescas. ¿Tiene miedo Putin de que lo vayan a contagiar de Covid u otra enfermedad? ¿Se debe a su temor a un virus esa distancia que guarda con sus interlocutores?

No lo dudo. Putin es como todos los dictadores matones que mandan a otros a la guerra, pero ellos ni se asoman por donde vuela el plomo. Putin es un cobarde. Es malo. Es retorcido y miserable. Es un mandilón que hace alardes de hiper-machismo, haciéndose retratar montando a caballo y sin camisa.

Yo cuando veo esa foto de Putin como jinete con el pecho al desnudo, pienso que esa es una imagen de un caballo y una yegua. Pregúntenle a un cubano que se quiere decir cuando se le llama yegua a un tipejo como Putin.

Putin la yegua. Y esos zapatos con tacón elevado que usa Putin, para tratar de lucir más alto. Quizás los ridículos zapaticos putinescos le agregan una o dos pulgadas a la estatura del tirano, pero no evitan que siga siendo un enano acomplejado. Es eso, un enano acomplejado, un gnomo rabioso, maldito que se ha pasado la vida haciendo daño. Y que ahora ha mandado a asesinar a todo un pueblo. Y que pudiera desatar una guerra mundial. Hay quienes ven a Putin como un brillante estratega, un hombre decidido que defiende los intereses de su pueblo.

Yo lo veo como un engendro, con el cerebro repleto de pus, el corazón lleno de veneno y las manos manchadas de sangre inocente.


Hay que parar a Putin.

Hay que frenar a este ogro que apesta a azufre. Que despide el hedor del odio y la maldad.


Abajo pueden compartir este articulo.

182 views

Recent Posts

See All
bottom of page