Search

LA MONA DE ROBERTO DURAN

Updated: Jul 8, 2020

Esto ocurrió en enero de 1990, poco después de la invasión estadounidense de Panamá.


Yo trabajaba entonces en Univisión. Mi gran amigo Simon Erlich, un genial israelí, era el camarógrafo que trabajaba conmigo en aquella cobertura.

Tocamos la puerta y nos abrió el mismo Roberto Durán. Vio la cámara que tenía Simon y enseguida se dio cuenta que éramos periodistas de la televisión. Nos mandó a pasar enseguida y nos ofreció café, cerveza, coca cola, lo que quisiéramos.

La casa era amplia y moderna , pero sin grandes lujos. Y estaba llena de gente. Roberto nos presentó a todas las personas que estaban allí. Su esposa, hijos, amigos, y hasta un par de exiliados cubanos jóvenes que un día se le habían aparecido en la casa para pedirle ayuda y se habían quedado a vivir con él. Cuando tocamos la puerta, Roberto estaba cocinando arroz en una gran olla. Nos dijo que preparaba comida todos los días para lo