EN MANAGUA, NICARAGUA, RICARDO BROWN

El video es viejo y no de óptima calidad. Pero pienso que vale la pena compartirlo.


Viajé a Nicaragua por primera vez en 1983. Perdí la cuenta del número de veces que regresé. Fue amor a primera vista desde aquel día que conocí a Nicaragua. Este reportaje es de 1987, años después de aquella primera visita. En esta ocasión, lo primero que hice al llegar a Managua fue ir al Mercado Oriental. Era un lugar donde la gente hablaba sin tapujos. A mí siempre me fascinó que en la tierra del Maestro Rubén Darío el habla popular también está lleno de poesía y elocuencia.  En aquel tiempo, Managua aún lucía las cicatrices del terremoto de 1972 y de la larga rebelión contra Somoza. Pero a pesar de ello, aquella capital tenía un algo, una mística, que siempre me resultó irresistible. A lo largo de los años, pude recorrer gran parte de Nicaragua, un paraíso de volcanes y lagos, pero también de bellas ciudades y pueblos. Granada es una joya. Masaya me conmovió. León me cautivó.

Pero, sobre todo, desde el primer momento, me encantó la gente de Nicaragua, valiente y fogosa. Este reportaje tiene ya 33 años. Pero no se me olvida Nicaragua. Quiero volver, pero a una Nicaragua libre y próspera, como se merece. Escrito en la tarde del 15 de junio, Año de la Pandemia


Abajo pueden compartir este artículo


115 views
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com