CONFESIÓN DE UN USUARIO DE MASCARILLA.

Updated: Aug 18

Escrito el 13 de julio, Año de la Pandemia



Algunos amigos me aconsejan sobre como salvar la vida en medio de la pandemia. Y yo los escucho y les agradezco muchísimo que sean tan solidarios conmigo.

Pero hay ciertos asuntos, ciertos temas, ciertas cosas en que yo llego a mis propias decisiones.

Meredith, una amiga de Georgia,  me dice que la mascarilla en realidad no me  protege del Covid 19. Me dice que es todo lo contrario. Asegura que el virus se le pega a la mascarilla y entra desde allí por la boca y las fosas nasales.

Me envió mi querida Meredith un video de un médico de Croacia que sostiene que la mascarilla es mortal y que por eso hay tanta gente contagiándose, ingresando en los hospitales y muriendo. Eso, con voz muy grave, dice el médico croata, que habla en su idioma natal en el video, que afortunadamente incluye subtítulos en inglés.

Meredith, que es muy insistente, me llamó varias veces para verificar que vi el video del doctor croata. Y no le mentí cuando contesté afirmativamente. Lo que no le dije es que lo borre y no lo repiqué, como ella me había sugerido hacer.

Yo estoy totalmente seguro que en Croacia hay buenos médicos, infectóctolgos y virólogos. Pero en realidad no sé si el señor bigotudo que habla en el video que me envió Meredith es un galeno o alguien que se hace pasar por médico.

De todas maneras, yo prefiero escuchar los consejos de los médicos de por acá. Los famosos que salen en televisión. Y los que conozco yo personalmente. En ambos casos, ellos dicen que la mascarilla ofrece alguna protección. No he escuchado a ninguno de esos médicos decir que si me pongo la mascarilla, eso aumentará las posibilidades de que me contagie y me tengan que ingresar en un hospital y de que hasta pueda morir.

Por otra parte, mi amigo Lester, que vive en Nueva Jersey, me insiste en que es una violación de la Constitución de Estados Unidos que nos obliguen en lugares como Miami Dade a usar la mascarilla cuando salimos de nuestras casas. Y me dice que quienes como yo acatamos esa orden estamos contribuyendo a que se acerque el momento en que viviremos en un estado policial.

Lester me insta a rebelarme. A negarme a usar la mascarilla. Y yo lo escucho sin pelearme con él. Caramba, Lester es mi amigo desde hace años. Lo ha sido a pesar de la distancia y el tiempo. Él por allá en Nueva Jersey.Y yo acá en Miami.

Yo no discuto con Lester, que no es abogado, pero se cree que es un experto constitucional. Ha sido así siempre. Por ejemplo, una vez me dijo que es una violación del derecho consitucional multar a las personas si sus perros hacen sus necesidades en la calle, o la acera,  el number two, y no recogen lo que el can deja regado por el espacio público.

Yo tengo amigos así. Son chéveres, gente exitosa, pero excéntricos. Y en estos días de pandemia, crisis económica y polarización política, muchísimo más. 

Así es Meredith, próspera agente de bienes raíces, pero que aunque no estudió medicina está convencida de que en poco tiempo se ha hecho experta en enfermedades contagiosas mirando videos de You Tube.

Y así es Lester, un talentoso artista gráfico  que no estudió derecho, pero que asegura conocer más de la Constitucion  que el mismo James Madison, que fue su principal autor,  y que los nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Yo leo los mensajes que me envían Meredith y Lester. Veo todos los videos que recibo de ellos. Pero no me peleó con ellos. Soy tolerante con mis amigos y ellos -que me acusan a mi de ser un despitado- lo son conmigo.

Pero, a pesar de sus consejos, cuando salgo de mi casa, me pongo una mascarilla, y no pasa por mi mente que eso pone en peligro mi salud ni que tampoco estoy contribuyendo al final de la democracia por taparme  la boca y la nariz.

Y usted que está leyendo esto, llegue a sus propias decisiones. ´´To be or not to be,´´ como dijo Hamlet.

‘’Mascarilla o no mascarilla, that is the question.’’

Por mi parte, seguire usando la dichosa mascarilla por que los médicos en que confío me dicen que lo haga. Y porque tampoco quiero que me impongan una multa por estar deambulando por las calles sin mascarilla, que es lo que le ocurre a los ‘’desmascarillados’’ en la zona metropolitana donde vivo.

Ya llegará el momento en que todo esto pase y volveremos a andar sueltos por el mundo sin mascarillas.  


Abajo pueden compartir este articulo

142 views
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com