top of page
Search

CAYÓ UN MONSTRUO QUE MERECÍA LA MUERTE.

Miércoles 3 de agosto- 2022


El que a hierro mata, a hierro muere.

Ayman al Zawahiri se pasó toda una vida haciendo apología de la muerte. Decía que era deber de todo discípulo del Profeta Mahoma matar a estadounidenses, militares y civiles. Hay que señalar que su grupo terrorista, Al Qaeda, tambien mato a decenas de miles de musulmanes.

Era malvado y retorcido, este despreciable terrorista. Una vez propuso destruir las pirámides y todo lo que representara la cultura e historia de su natal Egipto antes del Islam.

La presencia de al Zawahiri en Kabul es prueba de que los nefastos talibanes nunca abandonaron su alianza con Al Qaeda. Al Zawahiri fue dado de baja en el balcón de una mansión propiedad de un asesor de uno de los jefes talibanes, Sirajudin Haqqani, en un exclusivo vecindario de la capital afgana.

Este tipejo, Sirajudin Haqqani, es el ministro del Interior, a cargo del aparato represivo de la dictadura talibán.

Los genocidas se juntan. Era inevitable que una vez de regreso en el poder , los talibanes darían refugio y protección en Afganistán a al Zawahiri.

Se juntan por allá abajo también. Ayman al Zawahiri arde en el infierno junto a su líder y antecesor como jefe de Al Qaeda, Osama bin Laden.


Abajo pueden compartir este articulo.


95 views

Recent Posts

See All
bottom of page