BUREAUCRACY SUCKS.....LA BUROCRACIA ES UNA PORQUERÍA

Updated: Apr 24

Escrito en la tarde del lunes 20 del 2020


Primero que todo, ofrezco explicaciones y disculpas a los empleados públicos de cada una de las instancias gubernamentales de Estados Unidos y de cualquier otro lugar del mundo donde lean esto.No es con ustedes esta rabieta. Sé que en su enorme mayoría son personas decentes, honradas, bondadosas y cariñosas con sus familiares, sus mascotas y sus vecinos. Sé que ustedes merecen ganarse la vida decentemente, como cualquier otro ser humano. En serio, reconozco los esfuerzos heroicos de tantos empleados públicos en este momento, desde los maestros, personal sanitario, bomberos hasta los recogedores de basura.

Mi furia esta dirigida a la BUROCRACIA. Pienso que la BUROCRACIA no tiene que ser sinónimo de empleados públicos. ¿Que quiero decir? Bueno, busqué en el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española, Vigésima Primera Edición, y encontré tres acepciones de la palabra BUROCRACIA. Dos de ellas me gustan en el contexto de este violento e incontenible ataque de ira. La tercera acepción no encaja dentro de lo que estoy planteando.

He aquí lo que dice mi viejo mataburros:

BUROCRACIA. 1. ''Influencia excesiva de los empleados públicos en los negocios del estado." 2. " Conjunto de funciones y trámites destinados a la ejecución de una decisión administrativa, principalmente de carácter político."

De esas dos primeras acepciones cambiaría en la primera la frase ´´empleados públicos´´ por la palabra ''políticos.´´' Me quedo con la segunda en su totalidad.

Pero con todo respeto a los admirables, brillantes, eruditos, sabelotodos de la Real Academia Española, no voy a tomar en cuenta en este exabrupto la tercera y siguiente acepción de la palabra burocracia:

3. ''Clase social que forman los empleados públicos.''

!No! Lo reitero. Esta indignación mía no tiene que ver con una ''clase social.'' No va dirigida a un grupo de gente que se gana la vida de cierta manera y que incluye a unos cuantos amigos que quiero mucho y que de todas maneras se van a enojar conmigo por mucha explicación y disculpa que ofrezca.

Pero, vamos al grano.

La burocracia tiende a ser torpe. Tiene la ineficacia en su ADN. Generalmente es incompetente en tiempos de normalidad y cuando ocurre una emergencia se convierte en un desastre. Y eso es lo que está sucediendo en Estados Unidos en estos momentos. Supongo que será igual o peor en otros lugares del mundo donde se está sufriendo el azote del Covid-19. Pero como yo donde vivo es en Miami Dade, Florida, Estados Unidos de América, me tengo que quejar de lo que estoy viendo por acá.

El Departamento Estatal del Trabajo de Florida es abominable. Su ineptitud está entorpeciendo la respuesta del gobierno federal a la tragedia sanitaria y económica que atraviesa nuestro país y está agregando a la angustia de las inocentes víctimas económicas de la crisis.

El Congreso de Estados Unidos aprobó y el presidente firmó un paquete de ayuda para las personas que han perdido sus trabajos debido a la pandemia. Esta es ayuda federal adicional -por un máximo de $600 a la semana- a la asistencia que ofrecen los gobiernos estatales a los desempleados. En el caso de Florida, esa ayuda estatal es una miseria, solo $275 a la semana. ¿Quién diablos puede sobrevivir en Estados Unidos con $275 a la semana? La respuesta es obvia. Pero es que los hipócritas auto-titulados guardianes del erario público que se inventaron el sistema de ayuda a los desempleados en Florida partieron del criterio cínico y cruel de que si se le otorga ayuda remotamente adecuada a las personas que pierden sus trabajos, habrá muchos aprovechados que se dedicarán solo a vivir del estado sin trabajar ni hacer el más mínimo esfuerzo por buscar un empleo. Y yo no niego que hay gente repudiable que haría eso. En todas partes cuecen habas. Me encanta ese refrán. Pero me gusta más este: Pagan justos por pecadores.

El diseño original del sistema de ayuda por desempleo en Florida es injusto. Y fue ideado y puesto en marcha por gente que incluye a un buen número de fariseos que no tienen estatura moral para estar acusando a nadie de haraganería y de querer vivir del cuento a costa de dineros públicos, porque muchos de ellos nunca en su vida han competido en el mercado laboral del sector privado y siempre han vivido de la politiquería y la trampa.

Si querían evitar la vagancia subvencionada por fondos públicos, debieron haber comenzado por ellos mismos, o al menos tener la mínima decencia de haber diseñado un sistema eficaz que incluyera mecanismos de detección y castigo de los tramposos, no la kafkiana monstruosidad que se inventaron, que siempre ha golpeado injustamente a personas decentes que por razones ajenas a su voluntad perdieron sus empleos y les fue difícil encontrar otro trabajo.

El diseño burocrático imperante del Departamento Estatal del Trabajo en Florida fue malévolo desde el principio. No funcionó bien en los supuestos tiempos de vacas gordas, antes de la llegada del Covid-19, cuando había una tasa de desempleo de menos de 4 por ciento en este estado. Pero ahora que hay millones de personas que se han quedado desempleadas, ese Departamento del Trabajo de Florida atenta contra la urgente recuperación económica en Florida. El espíritu y letra de los paquetes de ayuda masiva aprobados por el Congreso en Washington y firmados por el presidente son que la ayuda fluya a la mayor rapidez posible. El propósito es que la plata llegue a los bolsillos de la gente desempleada para que la gasten en sus necesidades básicas y que esto tenga un efecto multiplicador en la economía que ayude a estimular la reactivación del sector privado. Lamentablemente, la infernal burocracia estatal floridana ha sido incapaz de canalizar la ayuda federal.

Yo pienso que va a haber un antes y después de esta crisis en Florida y en Estados Unidos. Ojalá que una de las lecciones que podamos derivar del difícil momento en que vivimos es que es urgente modernizar y hacer más eficiente la BUROCRACIA, sobre todo aquí en Florida.#burocraciaesunaporqueria #bureaucracysucks





302 views
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com